De momento voy a dejar la histología, bioquímica y embriología y afrontar directamente las diversas regiones anatómicas y orgánicas.

Para ello vamos a determinar tres planos, cada uno de los cuales divide el cuerpo del perro en dos partes.

De esa forma tenemos:

El esqueleto:

Constituye la base estructural del cuerpo y en un perro normal supone del 8 a 9 % de su peso.
Se compone de 279 a 282 huesos; esta variación se debe al número de vértebras del cóccis que constituye la base ósea de la cola. Las dimensiones y en ciertos casos, la forma de los huesos (por ejemplo la de los huesos del cráneo) pueden variar sustancialmente de un ejemplar a otro; la causa de ello se ha de buscar en el consabido polimorfismo de la especie canina. La estructura de los huesos sin embargo, es idéntica en todos los sujetos.

La columna vertebral:

El espinazo o columna vertebral está formada por un número variable de 48 a 52 vértebras (según la longitud de la cola), articuladas entre sí para permitir la flexibilidad del cuerpo.
Presentan la siguiente composición:

–Vértebras cervicales; son siete y constituyen la base ósea de cuello.
–Vértebras torácicas: son trece y se articulan con las costillas formando la parte del tórax.
–Vértebras lumbares: son siete y forman la base esquelética del lomo.
–Vértebras sacras (sacro): son tres vértebras unidas y forman la pelvis junto con los coxales.
–Vértebras del coccis: de número muy variable, generalmente entre dieciocho y veinte, son la estructura ósea de la cola.

La primera vértebra cervical (llamada atlas) se articula con el cráneo. En su conjunto, la columna vertebral se extiende como un puente entre los haces de nervios que tienen la función de transmitir los impulsos nerviosos (unos hacia la periferia del cuerpo y otros en dirección al cerebro.)

El tórax

Está compuesto en la zona dorsal por las vértebras torácicas que se articulan con las costillas.
Las costillas están agrupadas en trece parejas, de las que nueve se denominan verdaderas porque se articulan con el esternón (que constituye la base ósea de la cara anterior del tórax), mientras que no se da el caso en las cuatro parejas de costillas caudales, por lo que se llaman costillas flotantes o falsas costillas. El esternón está formado por ocho segmentos unidos entre sí y llamados esternebras.

La cabeza

Está compuesta por 27 huesos; los del cráneo delimitan la cavidad craneal. La forma particular de la cabeza de los perros, claramente diversa de unos a otros, tanto en los mestizos como en los de raza, se debe a las distintas formas de los huesos del cráneo y de la cara. Los huesos maxilares (maxilar superior e inferior o mandibular) constituyen junto con los dientes los arcos dentales; en la parte anterior se encuentra el hueso incisivo, en el que se articulan precisamente los dientes incisivos.

Las extremidades

Extremidades anteriores: Formadas por 41 huesos de los que 36 pertenecen a la mano: ésta tiene cinco dedos y el medial está poco desarrollado y no es utilizado en la deambulación. De hecho, el perro es un digitígrado y camina apoyando sólo la punta de los dedos.
Los huesos de las extremidades se acoplan entre sí de forma distinta que en el hombre y originan un sistema particular de alzada adaptado a la deambulación del perro.
Extremidades posteriores: constan de 39 huesos de los que 34 pertenecen al pie. El pie se compone de tres secciones: tarso, metatarso y falanges (por analogía con la mano, que se compone de carpo, metacarpo y falanges.)

Distintas radiografías ver aquí: http://www.uco.es/organiza/departamentos/anatomia-y-anat-patologica/peques/imagenes1.htm#hombr1

Navegar y estudiar a través de imágenes interactivas ver aquí : Parte I: Esqueleto de la Columna Vertebral, Tórax y Miembros
Para estudiar a fondo cliquea dos veces sobre el hueso y tendrás un estudio detallado.

About these ads